Contra el maltrato infantil

NIÑOS HOY, LÍDERES DEL MAÑANA

Hoy en día las empresas buscan líderes que puedan tomar decisiones prontas y oportunas. Personas que estén dispuestas a asumir retos y luchar por ellos, siendo eficaces y eficientes en el logro de los objetivos que la organización les plantea.

Por lo tanto  entre dos candidatos con la misma especialización y experiencia laboral, lo que definirá si uno es contratado y el otro no, serán sus competencias personales .Estas son de importancia en el proceso de selección.

Pero, ¿Cuáles son las de mayor importancia? ¿Que buscan, las empresas en sus trabajadores hoy en día?

Con el desarrollo industrial, las empresas necesitan que su personal tenga las siguientes habilidades o competencias: pro actividad, comunicación, trabajo en equipo, resolución de problemas, tolerancia a la presión.

Javier Revuelta, Coacher y entrenador de competencias profesionales, declaró para la Learning Review : “La comunicación en todas sus dimensiones es muy demandada; tanto la interpersonal, como la grupal (reuniones, solución de conflictos…) o la pública (presentaciones eficaces)

Estas se fortalecen en el instituto o universidad, pero donde se forman es en el hogar. Desde muy temprana edad un niño es entrenado en estas capacidades por sus padres o adultos cuidadores.

Es así que es entrenado en la proactividad, cuando se le permite al niño tomar control de sus propias acciones, dándole autonomía y felicitando cada uno de sus logros progresivos. Motivándole a hacer las cosas por si solo, sin reprenderlo, porque las cosas no le salen tan bien como a nosotros.

La comunicación es desarrollada desde los primeros gorjeos del bebe cuando la madre refuerza estos hablando con el pequeño .Depende de cuanta atención le prestan los padres, familiares y maestros al pequeño.

El trabajo en equipo se logra con las buenas relaciones que ha tenido el niño con su grupo de pares en la escuela. Esta a su vez, depende del vínculo afectivo que estableció con sus padres. Está comprobado, que los niños que desarrollaron un apego saludable con  sus progenitores son socialmente más activos, se relacionan mejor con sus compañeros de clase, y establecen relaciones de amistad más fácilmente.

En cuanto a los niños que han sido estimulados por sus padres en sus habilidades cognitivas, mediante el juego u otra, resuelven más fácilmente los problemas que se le presentan, además  toleran mejor la presión, que puede existir al realizar una tarea. Siendo estas capacidades necesarias para el éxito en la escuela y posteriormente en el trabajo.

Además al ser felicitados por sus padres, reconociendo habilidades en ellos, les da mayor confianza y seguridad en si mismos, lo que los capacita para enfrentar mejor los retos, siendo más emprendedores en todo lo que realizan.

Es por ello que dando un mejor trato a los niños de hoy, formamos el presente y futuro de nuestra nación. Trabajadores con mejores capacidades aseguran el éxito de la organización, contribuyendo en  su progreso. Realizando sus labores de manera eficiente y dinámica, innovando procesos y tareas. Creando nuevas estrategias para resolver los problemas que se presentan día a día, tomando las mejores decisiones para el bien de la empresa a la que representan.

 

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>