Contra el maltrato infantil

Consejos para negociar con el niño, evite la rebeldía

Publicado el 06/22/2011 por Rie Peru 2021

Cuando el niño nace es dependiente de sus padres, pero conforme este va creciendo busca su autonomía, es un proceso normal del desarrollo que debe de  ser afrontado por los padres adecuadamente.

 Erik Erikson identifica esta etapa aproximadamente  entre los 18 meses y 3 años de edad y la llama Etapa de la Autonomía frente a vergüenza y culpa, en la cual los niños empiezan a sustituir el juicio de sus cuidadores por el suyo. Sienten el impulso de poner a prueba sus propias ideas, ejercitar sus propias preferencias y tomar sus propias decisiones. Esto se manifiesta en forma de negativismo, que es la tendencia a gritar “No” solo por el gusto de resistirse a la autoridad. Casi todos los niños muestran negativismo que comienza poco antes de los dos años y se extiende hasta los 4años declinando para los 6 años.

 Los padres o adultos responsables necesitan establecer  límites,  a fin de que el niño pueda lograr  equilibrio en su autonomía.  La vergüenza y la duda  lo ayudarán a que  reconozca  la necesidad de estos.

En un estudio observacional de 65 niños de dos y medio años y sus madres, el conflicto ocurría en un promedio de 19 veces por hora. Los niños cuyas madres aclaraban o daban razones para sus peticiones, hacían compromisos o negociaban con el niño, a los 3 años tendían a mostrar niveles más altos de comprensión emocional, competencia social  y desarrollo temprano de la conciencia que los niños cuyas madres habían amenazado, insistido o desistido.(Laible y Thompson, 2002)

 A continuación damos algunos consejos para que los padres puedan ayudar a sus niños  a superar esta etapa  usando  la negociación:

  • Aprenda los ritmos naturales del niño, sus gustos y lo que no le agrada,  sea flexible.
  • Ofrezca opciones incluso limitadas, para dar autonomía o cierto control al niño: ¿Te gustaría bañarte ahora o después de guardar tus juguetes?
  • Sugiera no ordene, acompañe las peticiones con caricias, sonrisas y abrazos, no con críticas o amenazas; escuchará mejor si le decimos “¿Qué prefieres, ordenar primero tus cubos o tus carritos? en  comparación de decirle: “¡Arregla tus cosas AHORA MISMO!”.
  • Explíquele su punto de vista, Usted podría decir: “Tenemos que irnos del parque porque yo tengo que hacer de cenar”. Una vez que usted haya explicado, esté dispuesto a considerar cualquier respuesta. Si su hijo le responde: “No tengo hambre”. Usted podría decir: “Pero yo y tu hermano si tenemos”.
  • Tome un momento para calmarse, vaya al otro cuarto y tranquilícese antes de intentar hablar.
  • Escriba las reglas, después de haber llegado  a un acuerdo, para reforzar la idea, es recomendable  escribir este en papelote o hacer un cartel que puede pegar en un lugar visible de la casa relacionado con la actividad, por ejemplo en la sala. “hora de ver televisión de 5pm a 6pm” será mejor que decir: “¡apaga la televisión!”
  • Tome las decisiones, no se puede alcanzar el consenso en toda negociación. A veces, alguien tiene que tomar la última  decisión. “Es perfectamente ACEPTABLE que los padres tomen la decisión final, siempre y cuando hayan oído el punto de vista de sus hijos y hayan tratado de ser justos,” dice Brown.
  • Mantenga una atmosfera lo más positiva posible, motive a que su niño coopere.

 

 

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria ¿Como establecer reglas de conducta?, etiquetas , , .
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>