Contra el maltrato infantil

MADRES DEDICADAS

La relación entre madre e hijo  es fundamental para el desarrollo de este. Es por ello que entre más cercanía exista entre ellos serán más  los beneficios que aporten a la vida del niño.

Este vínculo se desarrolla desde el nacimiento, cuando el personal de salud pone al niño sobre el pecho de la madre brindándole así el contacto piel a piel que le da al bebé la sensación de seguridad y protección.

Al amantarlo la madre comparte  miradas, sonrisas, y  caricias que  le ayudan a sentirse querido. Es así como esta relación se fortalece, y llega a ser  crucial en la  vida del niño, siendo la base sobre la cual se desarrollaran los vínculos que establecerá luego con las demás  personas. 

Por ello, las investigaciones indican que una buena relación entre la madre y el niño durante la infancia influye en su capacidad para establecer relaciones sanas a lo largo de su vida, llevando a cabo un buen ajuste social. En una observación realizada en un laboratorio franco-canadiense,  las interacciones de niños de 6 años con sus madres predecían las buenas  habilidades de comunicación, compromiso cognoscitivo y motivación a los 8 años.

Por el contrario la separación emocional con la madre, la ausencia de afecto y cuidado puede provocar en el hijo, cuando ya adulto, una personalidad poco afectiva, baja autoestima, vulnerabilidad al estrés, problemas en las relaciones sociales.

Otro de los beneficios es que los niños se desarrollan con vocabularios más amplios  y variados. Ya que la mujer de por si es más comunicativa, y puede compartir estas habilidades con el niño.

Elicker en referencia a este tema señala que: “Son más curiosos, competentes, empáticos, resistentes y muestran mayor confianza en sí mismos. Forman amistades más cercanas y tienen mejores interacciones positivas con padres, maestros, compañeros y son más capaces de resolver conflictos”.

Además, debido a que comparte más tiempo en casa, la madre logra  el conocimiento de las necesidades y deseos del niño, este proceso es importante ya que luego se puede establecer  la buena comunicación entre ellos.

En cuanto a la disciplina, el niño llega a  adoptar las reglas de la madre de acuerdo al vínculo que establece con ella. Si este es bueno, incluso fuera de la presencia de ésta las sigue. Lo que significa que va internalizando órdenes lo cual servirá para formar su escala de valores, fomentando su conducta moral.

 Es por estas razones que la madre debe esforzarse en establecer buenas relaciones con su hijo(a), demostrándole afecto, respeto, amor y aprobación de modo que el niño pueda llegar a desarrollarse de la mejor manera posible intelectual, afectiva, psicológica y socialmente.

 

 

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed

Un comentario para MADRES DEDICADAS

  1. Jessica comentó:

    jajajaja, pero que bueno!!!! yo soy madre y vmedaderarente a veces empleo frases como estas!!! jejejeje, pero cuando una esta molesta no se oyen tan graciosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>