Contra el maltrato infantil

El Mejor Modelo a Seguir…

Publicado el 08/02/2011 por Rie Peru 2021

Los discípulos observaban como los padres se agolpaban en torno de Jesús pidiendo que bendiga a sus hijos, veían como el maestro desaparecía entre tanta gente, así comenzaron a apartarlos. Sin embargo Jesús menciono:

“Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis porque de los tales es el reino de los cielos” (Marcos 10:13-16).

El niño desde edades muy tempranas demuestra que necesita de nuestro afecto, amor y comprensión, para que tenga un desarrollo óptimo en la vida, está en nosotros cumplir con esta responsabilidad sagrada que se nos ha confiado.

Cada hijo, sea hombre o mujer, debe considerarse como un don de Dios. A los padres se les da el privilegio y la responsabilidad de alimentar, proteger, y cuidar físicamente de los hijos que Dios les confió. Los hijos deben poder honrar, respetar, y confiar en sus padres sin correr el riesgo de abuso o maltrato.

No solo los  padres de familia o docentes tienen este don sino todos como integrantes de esta sociedad, día a día nos vemos en contacto directo con un niño y somos responsables de este.

 

 

Durante su ministerio, Él estuvo dispuesto a:

-Tomar tiempo para los niños (Marc. 10:13-14)

-Interrumpir sus labores para darle atención a los niños (Mat. 18:5)

-Bendecir a los niños (Marc. 10:13-14)

-Utilizar la figura de un niño como modelo de carácter y comportamiento (Mat 18:2-4)

La Biblia indica claramente que el signo distintivo de los creyentes cristianos es la calidad de sus relaciones humanas en la iglesia y en la familia.

No debe haber  espacio entre los seguidores de Cristo para el control tiránico y el abuso de poder o autoridad.

Siendo  motivado por el  amor que se profesa a   Jesús, sus discípulos son llamados a mostrar respeto y preocupación por el bienestar de los demás. Si no  hacemos del buen trato a la niñez y a los demás nuestro estilo de vida, no estaremos reflejando el amor  de Dios, del cual se predica muy a menudo. Es necesario tomar acción sobre ello, no basta  decirlo,  debemos  hacer practico el cristianismo que profesamos.

¿Es Jesús nuestro máximo ejemplo en valores? ¿Si es así, estamos siguiendo sus pisadas?¿o por el contrario, solo hablamos de él y sus obras, pero no llega a ser palabra viva en nosotros?

Reflexionemos y pensemos acerca del enorme cambio que podemos hacer en la sociedad si seguimos el ejemplo del maestro  que predicamos, más que con palabras las personas se convencerán del cristianismo y de las soluciones esperanzadoras que tienen para la vida si se predica con hechos y actitudes.

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria Iglesias, forman una sociedad con valores, etiquetas , , .
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Un comentario para El Mejor Modelo a Seguir…

  1. Maskulin comentó:

    Romanos 5,12 dice q como el pdecao entro al mundo por un hombre y con el pdecao la muerte asi la muerte paso a todos por cuanto todos pecaron ,todos nacemos con ese pdecao original

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>