Contra el maltrato infantil

¿Como enseñarle a decir la verdad?

Publicado el 06/10/2011 por Rie Peru 2021

Los niños generalmente no están familiarizados con la mentira, y les es difícil elaborarla. ¿Cuántas veces hemos escuchado el clásico: “dice que no está”?, nuestros niños son de por si más que sinceros. Cuando miente o nos  oculta algo, lo descubrimos fácilmente, ya que aún no puede elaborar argumentos valederos para sustentarla.

A ellos les brota la verdad de los labios, aunque no lo quieran o hemos escuchado a algún niño decir “si me gusta la comida, solo que estoy lleno”, generalmente si no les gusta algo, de frente dirán “no me gusta” y lo dejarán.

“A los niños pequeños les gusta decir la verdad. Cuesta años quitarles ese “feo vicio”. Y, entre tanto, en este mundo de engaño y disimulo, es fácil confundir su sinceridad con desafío o tozudez”. Extracto del libro: Bésame mucho del pediatra Carlos Gonzales

La sinceridad es un valor intrínseco en ellos, debemos reconocerlo y reforzarlo. La mejor forma es siendo sinceros también con ellos. Cuando se porta mal decimos “Diosito se molesta cuando te portas mal y te va a castigar”, los que vamos a castigar somos nosotros porque se está portando mal, y no “Diosito”. Pero es más fácil decirlo, así no nos hacemos tan responsables del castigo, pudiendo atribuir  el miedo a Dios, no a nosotros como padres.

Ahora bien, ¿Por qué miente un niño? Cuando hablamos de mentira propiamente dicha, el niño puede decirla por dos motivos:

  1. Por miedo, el niño oculta la verdad ya que se siente culpable del acto cometido y sabe que si este es revelado a sus padres estos de seguro lo castigarán, puede ser, por ejemplo, que diga que aprobó un examen cuando en realidad no lo hizo, solo porque sabe que sus padres le gritaran o pegaran si les dice la verdad.
  2. Por necesidad de aprobación, los niños merecen y necesitan sentirse amados por ello buscan complacer a sus padres, por ejemplo, le dicen a su mama que la profesora los felicitó esperando que en casa también lo hagan.

Por ello si queremos que siempre nos digan la verdad sin ocultarnos nada es necesario que seamos sinceros con ellos y con los demás, es así  como cultivamos este valor en nuestros pequeños, ya que los niños aprenden con  el ejemplo.

La sinceridad nos abre puertas, permite que las personas confíen en nosotros, así mismo nos permite ser más confiados en los demás.

Ello producirá hogares donde los hijos pueden expresar sus inquietudes, opiniones, experiencias diversas en un clima de  confianza, y serán a su vez personas a las que  se pueden delegar responsabilidades

.

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria Padres, etiquetas , , , , .
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>