Contra el maltrato infantil

A mas amor, mejor rendimiento escolar

Publicado el 06/02/2011 por Rie Peru 2021

A veces nos preguntamos por qué si mi hijo sabe realizar esta tarea, no la puede realizar adecuadamente. ¿Por qué  desaprueba los exámenes, si cuando estudiamos en casa lo hace bien? ¿Por qué  no tiene muchos amigos en su colegio?, ¿Por qué no realiza sus tareas por sí solo y espera mi ayuda? ¿Por qué se da tan rápidamente por vencido y no quiere acabar las tareas?

Estos  problemas son  clasificados como conductuales  y  de  falta de autonomía se manifiestan en muchos niños. Hay varios factores que pudieran estar implicados en el desarrollo de estos. Sin embargo el factor principal, y al que hoy daremos mayor énfasis, es la baja autoestima que se esconde en este tipo de problemas.

El niño con una poca valoración de sí mismo,  generalmente no realiza sus actividades solo,  ya que lo domina el temor a equivocarse. Tiene una actitud perfeccionista., es inseguro. En algunos casos presenta una actitud desafiante y agresiva. La  falta de confianza es predominante en él, y todo esto es causa de su bajo rendimiento en  clase  a causa de  su “hiperactividad”. 

Ahora, ¿cuál es la causa primordial de la baja autoestima? Expertos en el tema aseguran que el maltrato infantil es la respuesta a esta pregunta. Así lo afirmó el psicólogo y secretario general de la Defensoría del Menor de la Comunidad de Madrid, José Antonio Luengo: “La baja autoestima, la ansiedad y la depresión son las consecuencias más frecuentes del maltrato infantil”.

Es por ello que nos podemos preguntar si estamos forjando a nuestros hijos con amor propio y valía personal, o supeditados constantemente a nosotros.

Por qué a la mínima expresión de autonomía que quiera demostrar le decimos:   ”No sabes hacer esto, mejor lo hago yo”, “Mira cómo te quedó todo mal hecho; si vas a hacerlo así, mejor no lo hagas”, “Nunca entiendes, no sabes nada””, “No eres como tu prima: ella sí rápido  aprende todo”. Con estas frases solo estamos menoscabando su autoestima cuando ellos hacen su mayor esfuerzo. No les puede salir todo bien porque son pequeños y les falta mucho que aprender. Para eso estamos nosotros, como adultos, para enseñarles y formarlos.

Recae sobre nuestros hombros el futuro de nuestros hijos y de nuestra nación, no los formemos con temores, creando con esto ciudadanos  conformistas, que no se atreverán a nada, creyendo que no merecen  ser felices, sin la personalidad ganadora para alcanzar el éxito. Tomemos conciencia, valoremos a nuestros niños y ayudémosles para que también lo hagan. Así promoveremos una sociedad más emprendedora, más feliz, sin tantos conflictos sociales como la pobreza o la delincuencia. Solo así aseguraremos una mejor patria para las futuras generaciones.

 

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria Padres, etiquetas , , , .
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>