Contra el maltrato infantil

¿Dejar que hagan sus propias reglas?

Publicado el 06/07/2011 por Rie Peru 2021

Todos queremos que nuestros hijos sepan comportarse. Nos preocupamos  cuando recibimos una nota, diciéndonos que debemos hablar con la directora. Vamos al colegio con temor preguntándonos que habrá hecho nuestro angelito.

Estas situaciones difíciles de resolver, son posibles. Primero debemos saber que estilo de crianza estamos utilizando. Si mi hijo tiene dificultades con la maestra porque no sigue las ordenes que le da, no tolera compartir sus juguetes, llora cuando no se le deja hacer lo que él quiere, come o juega cuando la maestra está dando la clase; puede que estemos criándolo de forma permisiva.

El estilo de crianza permisivo es dejar que el niño haga sus propias reglas, no siguiendo ninguna, actuando en cada ocasión como él lo desea. A pesar de amarlo debemos saber que este no es un buen estilo de crianza.

Los padres permisivos valoran la autoexpresión y la autorregulación. Piensan que dejando que sus hijos se comporten como lo desean “aprenderán poco a poco a portase bien”, regulando por si mismos su conducta.

Hacen pocas exigencias y permiten que los niños supervisen sus propias actividades, por ejemplo, permiten que hagan sus tareas a solas. Esto sería adecuado siempre y cuando el niño haya aprendido a ser responsable con sus deberes y  calcular el tiempo que emplea.

Cuando tienen que establecer reglas, explican sus razones. Consultan con sus hijos las razones y rara vez los castigan si quebrantan alguna regla .Son  cariñosos, no son controladores, ni exigentes.

La consecuencia que trae al comportamiento de sus hijos es que tienden a ser inmaduros emocionalmente, exhiben menos autocontrol en su conducta. Además no tienen gusto por explorar ya que se limitan a lo que les enseñaron, ocupan su tiempo en actividades de recreación y ocio. Existe  tan poca orientación que los niños pueden tornarse ansiosos o inseguros acerca de si hacen lo correcto no.

Es necesario saber que estilo de crianza usar, y adecuarlo a nuestros hijos. Si formamos niños sin autorregulación, cuando sean adultos no habrán interiorizado que es lo que se debe y no se debe hacer en cada situación, no tendrán reglas de conducta viviendo sin orden en su vida. Luego llegan a sufrir las consecuencias ya que en el estudio, luego en el trabajo se exige de personas proactivas, responsables y  maduras.

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria Padres.
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>