Contra el maltrato infantil

¿Como llenarle el vacío?

Publicado el 06/11/2011 por Rie Peru 2021

Cuando solo uno queda en la relación de pareja, por circunstancias  como: la viudez o el rompimiento de la relación, la pregunta es ¿Cómo hacer para que mi hijo no se vea afectado por esto? ¿Qué hacer? ¿Buscar a otra persona para que asuma el rol de la madre o el padre que se fue? ¿Debo tomar la crianza yo solo o sola? ¿Qué es lo mejor para mi hijo?

Aunque el niño necesita de las dos figuras paternas para su adecuada adaptación social y la adquisición de rol de género (pueda asumir el rol de varón o de mujer según su género), si alguno de ellos no está, podemos tomar algunas alternativas:

La primera tiene que ver con lograr tiempo compartido:   Si la otra persona a formado una nueva familia, ha  decidido mantenerse o cualquiera fuese su situación,  pero está en ella el interés de vivir momentos con su hijo y seguir unido a él.

Debemos brindarle esa oportunidad, tenemos que coordinar los horarios o días de visita, pensando en el bienestar del niño. No tratando al pequeño como un trofeo,  premio que hemos ganadlo; o como forma de manipulación al ex cónyuge. Sino con un ser humano con muchas necesidades afectivas que está en pleno proceso de crecimiento y maduración tanto física, psicológica y emocionalmente.

La otra posibilidad es que pudiera ser que la otra persona no está presenta, porque la madre enviudo o existe la persona pero nunca se hizo ni se quiere hacer cargo de alguna manera del pequeño. En este caso no nos queda más que buscar  figuras paternas  alternas, que pudieran ayudar en la crianza del niño dándole el mismo cuidado y cumpliendo el mismo rol que debería la persona que no está.

Este podría ser desempeñado por el abuelo, tío cercano o algún  otro familiar que haya estado en la vida del niño con anterioridad y que esté dispuesto, por el cariño y amor que le tiene al menor,  asumir este rol.

El otro caso, es que hay padres que han formado una nueva familia y por causa de esto olvidan a sus hijos anteriores, el rompimiento con la pareja no debe ser por ningún motivo causa de separación de sus hijos. La persona  puede acabar el rol de esposo o esposa pero nunca el rol de padre o madre, eso lo será siempre, ya que esta responsabilidad se  inició  desde el nacimiento del niño. Lo que podemos hacer es recordarle esto y conversar para que pueda involucrarse  haciéndole entender que es lo mejor para el pequeño. Si esto no funciona y se niega  a hacerlo, podemos tomar lo antes mencionado, buscar alguna figura paterna o materna alternativa que pudiera desempeñar este rol.

Si te gustó compartelo con tus contactos facebook twitter delicious Google Reader Feed
Este articulo pertenece a la categoria Padres, etiquetas , , .
Agrégalo a tus favoritos Enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>